¿Qué es el rezo? - Canalización junio 2013



¿A quien rezas? En el rezo admites que existe Dios-Fuente-Luz-Amor-Creador, y admites también que puedes comunicarte, que existe un nexo entre ambos. En el rezo te re-unes, pues una parte del todo se comunica, se pone en contacto con otra parte del todo. Los ángeles, vírgenes, maestros ascendidos, etc., son emanaciones y encarnaciones de la Fuente. Origen. Ayudan a comprender al ser humano, a ser más específico en una oración, agradecimiento o pedido. Buscan el nombre para lo que quieras contactar. Energía de compasión (Kwan Yin), de amor (Cristo), de destrucción (Shiva), iluminación (Buda)…
Sabes que todos son lo mismo realmente, pero vibran a una determinada frecuencia, como la luz/color, y eso hace que se manifiesten como seres separados. Entonces, así como elijes que color usar, puedes elegir con que Maestro te quieres conectar. Pues aunque sabes que son lo mismo, como sabes que los colores con luz, esa manifestación te ayuda aquí en la tierra, porque es como los ves, como los percibes. Y así identificas esa parte en ti. Puedes ser Kwan Yin, Buda o Cristo. Lo sabes. Porque son energía, son Luz. No son personas. No están separados.

Cuando la creación sucedió-surgió, todas las cosas fueron creadas también. Todo ya está manifestado en algún punto, en alguna parte del tiempo-espacio. Todo ya es. La pregunta es si puedes ver al Todo en todas las cosas. Luz en todas las cosas. Es aspecto único, esencial, el componente fundamental de la materia es Luz. El componente fundamental de la materia es Luz. Es el elemento fundante, primero y último. La oscuridad es como una hoja en blanco. Nada ha llegado aún. Pero cuando algo es, existe, es Luz. La Luz crea todo lo que es. Sino hay Luz no hay nada. No es malo, no es oscuro, es nada. Podría decirse, pura potencia, pura potencia de ser. Del Ser. A penas la Luz roza ese no-espacio, existe, es. Lo que una vez tuvo Luz-Vida, siempre permanecerá allí. No hay retorno a la no-Luz.
Se puede decir que la “oscuridad” es donde se gesta la Luz. El espacio vacío, el no-espacio en verdad.

Son infinitos, tanto uno como otro. Sí, es el principio de generación. Toda creación requiere Dos. Por eso le han llamado el “Padre”, se ha  asociado, identificado a la Luz como la creadora. Principio Yang-masculino. Dios-padre. Ahora la Madre habla, se hace presente. Gaia. Oscuridad ¿Entiendes por qué se le temió tanto, y se le teme? Se asocia con la muerte, con lo que no es, con lo negativo, el vacío, la no-forma… pero es el otro 50% de la creación. La Madre. La receptora de la Luz. La que no-es.
Ambos polos están en ti. En todos los seres humanos.
Los aspectos que son reales en ti, y en todos, conservan la impronta, la sensación, la calidad de la Madre. Esto es el vacío, lo no-dicho, el silencio, la potencia pura. La nada. Eso lo encuentras, por ejemplo, con Zazen. Te lleva a la Madre, al Yin. Sin hacer nada, nada queda sin hacer. Eso lo resume. Eso Es.

Cada cosa que creas, surge de esta unión. Ambas cualidades están en ti, y en todos. Equilibra ambas cualidades. Por cada cosa que crees, genera un no-espacio, no-tiempo. Cada movimiento debe ser compensado por un no-movimiento. Eso es karma cero. Los monjes dedicados a la contemplación equilibran a los hombres de acción.

Tu estás en la Luz. Pues eres creación. Todo lo que creas, lo que se crea, está en la Luz. En las creaciones, todas las creaciones tienen un núcleo, una conexión con el origen. Ese origen recuerda al vacío que fueron, todas fueron, por igual, vacío y Luz en comunión.
Ese instante sin tiempo, donde los polos se tocan, es Dios. Sí. Dios no es un Ser, no es ciertamente “alguien”. Lo que le llaman Dios es ese instante eterno donde la creación se produce. Por eso se le llama el Creador. No porque exista desde antes y te crea, sino porque ES la creación, es el momento, la UNIÓN de los polos.
Están en transición, humanidad. Ciencia y espiritualidad verán lo mismo. Y ninguna tiene razón. Están separadas, pero deben ir juntas. Son una.

¿A quien rezamos entonces?

Rezar es agradecer y pedir. Agradecer lo creado y pedir creación. Le rezas a Dios. A ese instante eterno que sabes que existe. Donde todo lo posible ES. Lo posible se convierte en hecho, cuando Dios sucede, cuando Dios hace lo suyo: UNIFICACIÓN.
Si recuerdas esto al rezar, tus rezos serán “escuchados” pues son creaciones que pones en movimiento. Por eso si no CREES no sucede nada, porque en realidad la fuerza del rezo es CREER en ello. Creer es crear una idea y cuando la idea es creada, Dios está allí. Pues Luz y vacío se hacen uno, para dar origen a la vida/creación. El rezo se hace en unificación de vos con vos mism@. Esto es, de tu conciencia de luz y tu certeza/conciencia de vacío-inocuidad. Cree en ambas. Riega a ambas. Habita en ambas, pues sólo así la creación es posible, solo así escuchas a Dios. Ves que “creer en Dios” es algo que no tiene sentido, es como creer en la electricidad! Pero, antes de que ésta existiera, alguien tuvo que creer en ella, que vislumbrarla, visualizarla. Luego fue conocida por todos. Con Dios es igual. Aun debes creer, dibujarlo, visualizarlo. Pero cada vez será menos necesaria tanta explicación. Lo niños nacerán con el recuerdo de Dios, y no habrá olvido. La creación-manifestación será instantánea, como lo fue para Jesús el Cristo. Tratas de comprender antes de tiempo, ¿si? Respira.

¿De donde surgió la primera creación, es decir, la primera luz?

Conciencia. Una parte (partícula) del vacío se replegó y tomó conciencia de sí misma. Se polarizó y se hizo luz. Tú has sido esa partícula, todos lo han sido. Ese origen es el origen de la vida. Conciencia.
No busques colocar tiempo y espacio, pues esto está fuera de las tres dimensiones que conoces. ¿Cuándo sucedió? Siempre. Ahora está sucediendo ¿Dónde? En todos lados, en ningún lugar. No-tiempo, no-espacio.

Tú puedes ser testigo de Dios y de la creación, cada día. Tienes el intento, tienes la voluntad de crear mundos. Crea tu mundo. Tienes todo el tiempo, toda una vida. Crea tu mundo con tu mente. Luz. Sabes que todos pueden hacerlo, y eso te incluye a ti! Sonríe.
Usa tu cuerpo. Tienes en él una gran herramienta para todo tipo de creaciones, incluso vida humana. Creer es crear. El sentido es el mismo, hagas lo que hagas. Dios está igual en cada creación. Busca el equilibrio. Busca los espacios vacíos. Honra los espacios vacíos, pues es donde la creación-vida-Dios acontece. Dios se manifiesta en el vacío. Mente vacía. Silencio. Pureza de espíritu. Silencio. Sin objeto, sin propósito. Ve a Dios en todas las cosas.
Cuando reces, recuerda esto. Estas creando. En ese momento Dios está allí. Dios ES ese momento.
Puedes compartir esto, úsalo. Difúndelo. La verdad se da a conocer. La verdad sana.

No trates de comprender todo hoy, ya. Quédate con ese instante eterno como imagen. Dios.